Walikale y el controvertido origen de tu smartphone

El edugame Walikale desarrollado por Flying Dodos para la ONG Alboan es uno de los nominados al premio Mejor videojuego vasco en la última edición del Certamen Internacional de Videojuegos independientes AzPLAY.

Se acercan las navidades y más de uno ya habrá pedido un nuevo móvil a los Reyes Magos. El nuevo iPhone 6s, el Samsung Galaxy 6 y demás modelos han volado de las estanterías este Black Friday – según la Asociación Española de la Economía Digital se prevé un incremento del 10,6% del volumen de ventas en España respecto al 2014-  y otros tantos consumidores adquirirán los suyos en el próximo Cyber Monday. Muchos de estos usuarios de tecnología, en especial los niños, estarán totalmente convencidos de que necesitan el último móvil de moda.

Presentación de Walikale en AzPlay 2015.

Presentación de Walikale en AzPlay 2015.

Todos sus compañeros de clase tienen uno y el suyo debe ser el más completo, el más moderno y atractivo, sencillamente el mejor. La presión sociales fuerte, y lo más probable es que en algún momento de la larga campaña navideña sus progenitores hagan algún esfuerzo por saciar sus deseos. Aunque las criaturas ya tuvieran un modelo anterior, la mañana de Reyes desenvolverán su nuevo móvil mientras en África niños menos afortunados seguirán extrayendo el coltán con el que se fabrican en condiciones infrahumanas.

Esta es la premisa inicial de Walikale, el edugame que la empresa vizcaína Flying Dodos ha desarrollado en HTML5 para la ONGD Alboan en el marco de su campaña ‘Tecnología libre de conflicto’.

Una vez que el protagonista ha recibido su FakePhone 6, este peculiar dispositivo le invita a conocer su proceso de fabricación mediante unaaventura gráfica sencilla y condicionada por un presupuesto muy ajustado en la que se insertan minijuegos. Esta pequeña píldora de realidad cuenta con una duración de apenas 50 minutos y un simpático estilo cartoon; está ideada para ser consumida en el aula y generar un debate que haga reflexionar a los niños.

“Con tus hábitos de consumo estás alterando la vida de mucha gente”.

De Walikale, territorio congoleño cuyas gentes están siendo explotadas en la extracción de casiterita, el jugador viajará a Malasia, donde minerales cuyo proceso de producción respeta los derechos humanos se mezclan con otros de dudosa procedencia. La aventura continúa en China, donde se violan los derechos laborales de la mano de obra que ensambla los dispositivos y termina en Bilbao. De vuelta a casa, el jugador descubre que antes de haber terminado el videojuego ya ha salido el nuevo FakePhone 7.

El juego está disponible de manera gratuita en la web del proyecto y está teniendo una gran aceptación por parte de alumnos y profesores en los colegios vascos que lo han probado. Jorge Fuente, responsable de su desarrollo, ha declarado a Equilateral que en Flying Dodos ya se han puesto manos a la obra con su siguiente proyecto: un videojuego para concienciar acerca del maltrato animal con el que el estudio está “muy ilusionado”.