En Town of Salem nadie es inocente

En el patio del colegio había putas, policías, asesinos y, cuando había muchos niños, hasta violadores. Con una carta en la mano, los prepúberes se sentaban formando corrillos aparentemente inocentes y, sin levantar sospechas por parte de los profesores, se lanzaban gestos furtivos como guiños con los ojos, con la lengua, besos… que resultaban asesinos.

Pantalla de inicio de Town of Salem. | BlankMediaGames

Pantalla de inicio de Town of Salem. | BlankMediaGames

Town of Salem se hace con la tradición del juego de mímica Ladrón y policía unificando los roles y las normas de este clásico, desconocido para muchos en parte por su inmensa cantidad de variantes. De estética colonial americana y protagonizado por unos dibujos sencillos y simpáticos, transcurre en un pequeño pueblo que recuerda a las cazas de brujas del s. XVII y se juega en la ventana del navegador.

Una vez unido a la partida, al jugador se le asigna un rol de forma aleatoria antes de encontrarse de frente con sus rivales y amigos en la plaza de Salem. Empiezan los engaños, las falsificaciones y las mentiras entre grandes grupos de jugadores como el pueblo, la mafia o los vampiros. No podían faltar el clásico asesino en serie y la escort, pero además el juego se complementa con más roles y facciones irreverentes y divertidas como pirómanos, hombres lobo o amnésicos, sin olvidar a las brujas de Salem.

Aunque se pierdan aquellos momentos inigualables en los que un amigo te sacaba la lengua ajeno al hecho de que tú eras el policía, el juego aporta las novedades suficientes para garantizar su éxito en la transición desde un espacio cercano y personal a un juego online. Un ejemplo de ello es que en este pueblo de Massachusetts los linchamientos, a menudo no justificados, están a la orden del día. En la plaza hay demasiada gente y bueno, el acusado podría ser de la facción contraria, ¿no?

Su sencilla interfaz consigue hacer aflorar el instinto de supervivencia y agudizar el ingenio. Los objetivos de cada personaje para llegar a la victoria son diferentes, pero todos comparten la necesidad de ocultar el rol propio y engañar a los demás para que acaben los unos con los otros o, al menos, no se fijen en ti ni te propongan como próxima víctima.

El jugador cuenta con algunas herramientas y movimientos que le permiten hacer más creíbles las estupideces que dice o las verdades que callaante los ojos de sus vecinos. Entre ellas, el poder de desviar el efecto que un jugador ha aplicado sobre otro – cosas bonitas como rociarle de gasolina o devorarlo vivo – con el que cuentan las brujas y los transportistas, la posibilidad de tener conversaciones en secreto con otros jugadores y de espiarlas, o de dejar un testamento con claves o pistas falsas para los demás. En Town of Salem la venganza llega hasta desde la tumba.

Las partidas pueden estar prediseñadas o ser totalmente caóticas.

Cada partida jugada otorga monedas, en mayor número para los miembros de las facciones ganadoras. No afectan al modo de juego pero con ellas pueden adquirirse skins para modificar los avatares y el escenario del juego, lo que puede ser de utilidad a la hora de confundir a los demás miembros de la party. Es posible jugar en grupo o en solitario, partidas prediseñadas o totalmente caóticas, e incluso clasificatorias.

Blank Media Games es un pequeño estudio texano fundado en febrero de 2014 con la intención de desarrollar Town of Salem. A los que ya se hayan aficionado les gustará saber que por fin van a dar el salto a móviles con una beta cerrada en febrero. Por el momento el juego sólo está disponible en inglés, pero es posible que cuando el volumen de jugadores sea lo suficientemente grande como para que los matches de las partidas sean muy rápidos en todas las modalidades sus creadores decidan internacionalizar Salem.