¿Es tu hijo un maker?

Los niños tienen una imaginación desbordante, pero no todos cuentan con las herramientas y las habilidades necesarias para hacer sus ideas realidad.

La cultura maker consiste en fomentar la creatividad de los niños proponiéndoles retos combinados con la tecnología. Basada en la filosofía DIY (Do It Yourself o Fes-ho tu mateix), suele ambientarse en áreas como el diseño y la impresión 3D, pequeñas instalaciones electrónicas, robótica, drones, videojuegos y animación.

Enseñar a nuestros hijos lo que son capaces de hacer desde una edad temprana los hace más seguros al tiempo que disfrutan de la satisfacción que proporciona construir algo con sus propias manos. Además, aprender de la experiencia y los errores superando dificultades en grupo en encuentros y jornadas de innovación los ayuda a socializar y a sacar lo mejor de sí mismos.

Hasta hace poco, lo que se diseñaba en un ordenador se quedaba en el papel o la pantalla, pero ahora los niños pueden llegar a tener todo tipo de invenciones entre las manos. Incluso pueden diseñar ropa inteligente utilizando placas Arduino de manera asequible.

És el teu fill un maker?