Mirobot, dibujar aprendiendo a programar

Hasta hace poco, dibujar bien era algo reservado a los que contaban con ese talento de manera natural o a quienes llevaban incontables horas de práctica con el compás. Sin embargo, hoy existen nuevas herramientas como Mirobot que, al tiempo que terminan con dibujos torcidos y los clásicos tachones, ayudan a comprender mejor los principios básicos de la computación.

Mirobot es un robot que los niños deben aprender a programar para que este dibuje por ellos. Este kit supone un reto desde el principio, y es que llega desmontado a casa para que lo construyas tú mismo. No es complicado, no hace falta ninguna herramienta especial, tan sólo con añadirle cuatro pilas AA y conectarlo al wifi estará listo para funcionar.

Para darle instrucciones basta con instalar alguna de las apps de código abierto que están disponibles en su página web en una tablet o con usarlas desde la ventana del navegador. Pronto Mirobot estará deslizándose sobre el papel dibujando lo que los pequeños quieran y en el color que deseen: la tinta que emplea es la del bolígrafo, rotulador o lápiz que se decida insertarle.

Además de dársele bien el dibujo técnico, este simpático robot también es capaz de seguir las líneas que hay en el suelo, detectar obstáculos para evitar golpearse y emitir sonidos, pero la mayor de sus ventajas es que hace visibles los resultados de programar de manera inmediata. Para los niños es muy gratificando ver cómo sus esfuerzos se traducen en coloridos dibujos ante sus ojos, y esto les motiva a seguir superándose a sí mismos.

Los beneficios de la programación tangible gozan cada vez de mayor popularidad y Google también ha querido sumarse a estas iniciativas. Para ello ha desarrollado Google Blocks Project, un sistema de módulos electrónicos con interruptores que se conectan entre sí para emitir instrucciones a dispositivos como Mirobot con los que estén conectados. Medir la temperatura de una bombilla o componer música son algunas de sus posibilidades, pero seguro que con su ingenio los niños les encuentran muchas más.