«No le conocemos, pero cuidamos su lápida»

Cementerio Vitoria

Jesús y Milena llevan flores a una tumba «desatendida» en el cementerio de Santa Isabel en Vitoria desde hace años

VITORIA. Un año más, los adornos florales y las muestras de cariño tomaron los camposantos alaveses durante el Día de Todos los Santos en un primero de noviembre especialmente caluroso. El significado que esta fecha guarda para algunas personas es tan especial, que ni la distancia ni el tiempo consiguen poner fin a la tradición de compartir el tiempo junto a aquellos que ya no están. Incluso con algunos que ni siquiera conocieron.

Cementerio Vitoria