48 horas para sumergirse en la Green Capital

turismo-vitoria

La Constitución y la Inmaculada forman un extenso ‘puente’, pero de momento el turista viene a pasar «uno o dos días»

VITORIA. Los paloselfis, los mapas y las copas de vino con el sello de Ardoaraba son los objetos protagonistas estos días en las calles de Vitoria. Los portan turistas que van a dejar una buena ocupación hotelera los fines de semana –tanto el pasado como el que se avecina–, y más regular en los días que transcurren entre ellos, como estos en los que estamos. Esta especie de ‘semana margarita’ en la que los días festivos y los lectivos se intercalan entre sí –de hecho hay escolares con clase lunes, miércoles y viernes– ha repartido las visitas turísticas a la capital alavesa en lugar de provocar un momento de aluvión. Los propios visitantes lo certifican. La mayoría de los consultados ayer por EL CORREO a pie de monumento y oficina de turismo admitieron que procedían de localidades cercanas y que su visita era de apenas unas horas, sin pernoctación prevista.

ala008puenteconstitucion
ala009puenteconstitucion
ala001puenteconstitucion