La vida a siete grados bajo cero

hieloobecuri

El aliento de los habitantes de algunas comarcas alavesas se congela estos días tan rápido como sus fuentes, ríos y charcos

VITORIA. Otra vez. La cuadrilla de Campezo-Montaña Alavesa, al Este de Álava, registró ayer de nuevo las temperaturas más bajas del territorio. Mientras la capital tiritaba a 1,5 grados bajo cero, los habitantes de esta comarca afrontaban con energía temperaturas inferiores, cercanas a los cuatro grados negativos, que les acompañaron durante toda la jornada. Sin novedad. Con espíritu estoico. Como se llevan las cosas en la zona más gélida de esta fría porción de Euskadi.

ALA004frío