El futuro del molino de Nanclares

molino nanclares oca

Suministró cal hidráulica a los constructores de Iruña de Oca durante décadas y fue declarado monumento en 2011. Tras restaurar el horno de calcinación de Nanclares de Oca con la ayuda de fotografías antiguas y desarrollar un proyecto paisajístico en el solar que lo rodea, el molino de Nanclares, datado en el siglo XVIII, era el único elemento arquitectónico que quedaba por reformar en 2015. «Hemos conseguido poner en valor una parte de Nanclares que estaba sucia  y hundida», afirma Javier Martínez, alcalde de Iruña de Oca, mientras contempla la cascada artificial que adorna la balsa anexa al molino. Gracias a una subvención de medio millón de euros esta antigua  fábrica harinera inició su reconversión a un moderno hotel rural en diciembre de 2015, pero el proyecto tuvo que ser paralizado tras varios requerimientos de la Agencia Vasca del Agua (URA).

ALA010molnanclares (1)